<-volver a la pagina anterior  
 
 8/8/16 - Gestion Departamental
Visita de la DRA. AÍDA KEMELMAJER DE CARLUCCI

Balance a un año de la Reforma del Código Civil y Comercial

 
Compartir
Compatir en Twitter Compatir en google+
Lecturas 487  
 

Una de las redactoras del Nuevo Código Civil y Comercial, doctora Aída Kemelmajer de Carlucci, disertó en el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial local. La charla de la académica se dio ante un auditorio colmado.
La jurista Aída Kemelmajer de Carlucci disertó ayer en el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Departamento Judicial Quilmes. La corredactora del nuevo Código Civil y Comercial brindó una brillante ponencia ante un auditorio colmado de profesionales del derecho que se acercaron a la sede de Alvear 777. La académica fue reconocida por el presidente del Colegio, doctor Roberto Rosales. "Estamos festejando un año de la implementación del nuevo código, estamos ante transformaciones muy significativas que comprenden a los derechos de la persona y en la familia. Y en estos meses podemos decir que el balance es más que positivo", indicó la jurista oriunda de Mendoza en diálogo con EL SOL. Más adelante al ser consultada acerca de los puntos fundamentales de este nuevo Código explicó: "los grandes principios son no pensar que la Constitución va por un lado y el Código por el otro; ya lo decía Alberdi, la Constitución y el Código Civil van en el mismo sentido; no son dos mundos separados. A modo de ejemplo para que la gente lo pueda comprender, el divorcio, ¿cómo ahora ya no hay culpables o inocentes?, el Estado no tiene porque obligar a nadie a dar explicaciones del porque me quiero divorciar, ya que es una situación de la vida íntima. El Estado debe encargarse de ver si no se cumplen las leyes y actuar ante las consecuencias jurídicas de ese divorcio, como establecer la cuota alimentaria, a quien se le atribuye la vivienda familiar. Esto antes no se entendía y con el nuevo Código ahora se puede comprender claramente". "La línea directriz es la constitucionalización del derecho civil. Hay un cambio clave. Tuvimos un código que, respetando la tradición del siglo XIX, tenía una mirada patrimonialista. Este Código, en cambio, se enfoca en la persona. Desde esa mirada, las principales innovaciones están en el derecho de las personas y la familia. Incorporamos al Código, por ejemplo, la autonomía progresiva de los niños de la Convención Internacional de los Derechos del Niño y de la ley 26.061; también los derechos de las personas con discapacidad", aseveró. El Estado
Con la humildad y simpleza de los grandes, Kemelmajer de Carlucci accede a la entrevista con este medio y brinda detalles del arduo trabajo realizado en la redacción del Código junto al doctor Ricardo Lorenzetti y la doctora Elena Highton de Nolasco.¿Ha sido crítica de que se haya eliminado la responsabilidad del Estado y de los funcionarios del Código Civil?-Si, es como usted lo afirma. Desde hace muchos años vengo sosteniendo que, por el principio de igualdad, si una actividad es cumplida tanto por los particulares como por el Estado, y alguien resulta dañado con motivo de esa actividad, por ejemplo, la educación, la responsabilidad de ente educacional ante un accidente de un niño es la misma ya sea pública o privada o con motivo de hechos que son iguales, otro ejemplo, un accidente de tránsito protagonizado por un automotor de propiedad del Estado o de los particulares no hay razones para que el dañado reciba un distinto tratamiento legal. Es absurdo decir que un accidente de tránsito protagonizado por un auto que pertenece a un municipio es una "falta del servicio administrativo".¿Qué es lo que más la enorgullece del nuevo Código?-Que es un Código que respeta las libertades individuales, que es plural, que no es un código de las abstracciones, sino de la realidad. Y está escrito en un lenguaje sencillo, sin jerga, es comprensible.
Una estudiosa interminable
La jurista es doctora en Derecho y miembro de las Academias Nacionales de Derecho y Ciencias Sociales de Buenos Aires y Córdoba. Kemelmajer de Carlucci es doctora en Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo, miembro de las Academias Nacionales de Derecho y Ciencia de Buenos Aires y Córdoba, Academia Argentina de Ética en Medicina y Asociación Argentina de Derecho Comparado. Es también miembro honoraria de la Real Academia de Derecho y Legislación de Madrid. Fue la primera y única jueza de la Corte Suprema mendocina y coautora (junto a Highton de Nolasco y Ricardo Lorenzetti) del nuevo Código Civil que entró en vigencia el 1º de agosto de 2015. La jurista que el año pasado fue distinguida como Personalidad Destacada de la Ciudad de Buenos Aires tiene decenas de premios y distinciones, entre ellos tres Konex de platino en 1996, 1998 y 2006. Escribió casi una treintena de libros, dictó más de un millar de conferencias y ostenta decenas de doctorados honoris causa en importantes universidades de la Argentina, América y Europa. Es profesora titular de la cátedra de Familia de la Universidad de Cuyo y de otras casas de altos estudios. El nuevo Código introdujo cambios sustanciales: modificó el régimen ganancial como único posible dentro del matrimonio y habilitó las convenciones prematrimoniales; estableció que se sortee el apellido del niño en caso de que los padres no lleguen a un acuerdo sobre cuál de los apellidos va en primer lugar; dispone que deberán pagarse alimentos hasta los 25 años de los hijos si por razones de estudio se vieran impedidos de procurarse sus medios, entre otros puntos.
redaccion@elsolquilmes.com.ar
GUILLERMO TRONCOSO
Fuente: Diario EL SOL / Edición Digital / 08-08-2016





<-volver a la pagina anterior